Soy floridana

Desde Florida, Camagüey, Cuba, informaciones de todo y de todos

Nuestra América; expresión viva del ideal latinoamericanista de José Martí

Este 30 de enero marca los  121 años de que viera la luz el ensayo “Nuestra América”, artículo calificado como culminación y síntesis del ideario latinoamericanista de José Martí, en el que el apóstol de la independencia patria alude al despertar de la nueva y pujante América,  y en el que  incluye varios mensajes donde se muestra la incondicional entrega de un hombre a su tierra de origen.

Publicado por primera vez en La Revista Ilustrada de Nueva York, el 10 de enero de 1891; y posteriormente en la edición del 30 de enero de 1891 en El Partido Liberal, de México, “Nuestra América” contiene ideas medulares y de total actualidad, como la relacionada con la necesidad de tener una ideología fuerte, invencible, cuando se lucha por una causa justa como era la independencia, convicción que se reafirma con criterio de que  “trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras”.

La unidad latinoamericana para enfrentarse al poderoso enemigo es hilo conductor de esta joya del periodismo martiano, donde recomendó a los pueblos que no se conocen “darse prisa para conocerse, como quienes van a pelear juntos”, y con el conocimiento claro de la voracidad del imperialismo que nacía en las postrimerías del siglo XIX dejó claro que para América latina “Es la hora del recuento, y de la marcha unida; y hemos de andar en cuadro apretado, como La Plata en las raíces de Los Andes”

La crítica a los que arrastran su honor por el suelo, los entreguistas, los apátridas y los bribones, a los que reniegan de lo suyo, de su origen, de sus raíces, está presente también en el ensayo “Nuestra América”, donde José Martí  hace ver cuánto de ignominioso hay en ello  y recomienda además buscar formas que se acomodaran a nuestra realidad, para evitar a toda costa implantar o transplantar lo extranjero, lo extraño.

Cuando vivimos ya la segunda década del siglo XXI “Nuestra América” conserva absoluta vigencia; en tiempos de desastres, incremento del hegemonismo imperial, fomento de bases militares y exacerbación de las ansias hegemónicas del Gigante de las Siete leguas, volvemos a sus líneas para reafirmar con Martí que “El gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país… La forma del gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país… El gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país.”

La capacidad del pueblo para hacer su justicia, la necesidad de la crítica como elemento fundamental para avanzar; el carácter ético y humano, que resalta su posición antirracista, el reclamo por la igualdad entre todos los hombres y el profundo latinoamericanismo, hacen de “Nuestra América” un documento de  extraordinarios valores filosóficos y literarios, efectivo en los tiempos de concertación y unidad que viven las naciones del continente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: