Soy floridana

Desde Florida, Camagüey, Cuba, informaciones de todo y de todos

Beber té: salud… y cuento chino

Fácilmente, casi sin esfuerzo y en poco tiempo, cualquier persona puede preparase y degustar una taza de té negro. Y también puede no saber que con esta exquisita infusión contribuye a reducir la tensión arterial y el riesgo de sufrir problemas cardíacos. (Tomado de ACN)

Beber diariamente tres tazas beneficia a todos, pero especialmente a los hipertensos, quienes de esa forma podrán disminuir tanto la tensión arterial sistólica (máxima) como la diastólica (mínima), según quedó demostrado en reciente estudio de la Universidad de Australia Occidental, publicado en la revista Archives of Internal Medicine.

No se trata de sustituir ningún medicamento indicado para este padecimiento, sino de incorporar a nuestras vidas hábitos saludables.

Otras bondades de la infusión acotan que el té verde puede ayudar a quienes se han propuesto perder peso corporal, porque aunque aún se desconoce exactamente el mecanismo de acción, está comprobado que al ingerir varias tazas durante el día el organismo experimenta menor absorción de grasas y mayor capacidad para quemarlas y eliminarlas.

En Cuba, algunos le agregan limón, miel o crema, otros reverencian al té en su más pura expresión porque han comprobado sus bondades, y no falta quien coleccione teteras, tazas, cucharitas, manteles y hasta reserve un lugar especial en la casa para disfrutarlo en familia o con los amigos, ya que también facilita la socialización.

Aunque usted no lo crea, se dice que los irlandeses, y no los británicos, son los mayores consumidores de esta bebida.

Una historia del año 2 700 a.n.e. cuenta que el emperador chino Shen Nung inventó el té durante uno de los viajes por sus dominios. Mientras hacia un pequeño descanso, algunas hojas de este arbusto cayeron directamente sobre la taza de agua hirviendo que se estaba bebiendo.

Segundos después, el fascinante aroma se elevaba desde el recipiente y el curioso emperador probó la bebida surgida por casualidad. Sintió que no solo tenía maravilloso sabor, sino que poseía un efecto refrescante y energizante.

Shen Nung quedó tan impresionado por aquello que empezó a difundir el mágico arbusto.

Entonces… ¿Beber o no beber té? Suya es la opción. Quizás si comienza hoy quede tan fascinado como los antiguos. Y si ya está hechizado, tome siempre la dosis exacta y viva saludablemente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: