Soy floridana

Desde Florida, Camagüey, Cuba, informaciones de todo y de todos

A un año de tu muerte

El tiempo ha transcurrido y ya se cumple el primer año desde la medianoche del 25 de noviembre en que el general de Ejército Raúl Castro, con voz entrecortada, transmitió la noticia de la muerte del eterno Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Un año ya, desde aquella noche en la que muchos dejamos de dormir tras la noticia y repasamos en silencio su extensa biografía, y rememoramos los momentos importantes de la historia hecha por los hombres y mujeres de este pueblo estimulados por su ejemplo.

Un año en el que frases como “NO ha muerto” se repiten sin cesar, con el convencimiento de que Fidel está presente en cada detalle de esta obra inmensa que disfrutamos; y conscientes también de que luchó, trabajó y sufrió junto a su pueblo para avanzar sorteando la hostil política del Bloqueo económico y las furias de la naturaleza, que en temporadas ciclónicas pretende destruir mucho de lo construido para el bien colectivo.

Un año nos separa desde el día en que comenzó tu marcha Fidel a la inmortalidad y los muchos cubanos que te sentimos vivo, vemos como se mantienen vigentes tus ideas martianas y antimperialistas, y las asumimos para continuar enfrentando a ese imperio que recrudece el cerco económico con que pretende asfixiarnos a pesar del rechazo manifestó de la gran mayoría de las naciones del mundo.

Un año sabiéndote en lo eterno y viéndote a menudo, profetizando, indicando, explicando, educando, recordándonos siempre que no debemos confiar en el imperio, porque siempre será el enemigo número uno de los pueblos del tercer mundo, de América y de la Cuba valiente que hizo una Revolución a 90 millas de sus costas.

Han sido 12 meses de recuentos y homenajes, de buscarte en cada acto o manifestación importante de la patria, de saberte ahí, en la tribuna de la Plaza el primero de mayo, en las sesiones del parlamento en Diciembre y en Julio, celebrando el 26 con el pueblo de Sancti Spíritus …

A un año de tu partida hacia la inmortalidad, emocionan las fotos o imágenes televisivas donde estás como siempre, combatiendo; verte sonriendo, hablando con la gente común de nuestro pueblo o recibiendo a los amigos de otras naciones, nos demuestra que en realidad no has muerto, porque hombres como tú nacieron para ser eternos… Eterno en el inmenso ideario que legaste, en cada una de las enseñanzas, en cada uno de los programas que imaginaste e hiciste cierto para el disfrute del pueblo.

Por eso late más fuerte el corazón con tan solo pensarte o nombrarte; y se siente en el pecho esa emoción indescriptible al presentir tu presencia mirándonos, guiándonos, vibrando en cada una de las montañas de la Patria, allí donde libre ondea la bandera de la estrella solitaria y bailan los penachos de las palmas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: